El arroz es un alimento muy completo y se encuentra en la base de la pirámide alimenticia, lo que significa que se recomienda incluirlo en la dieta en mayor proporción. Una de sus principales cualidades es que es rico en hidratos de carbono, por las grandes cantidades de almidón que contiene, sustancia que aporta gran una cantidad de energía a nuestro organismo. Pero las bondades nutricionales de este cereal son muchas y variadas:

  • No engorda, ya que no contiene grasa ni colesterol. (Contiene 172 calorías por media taza de arroz blanco y 168 calorías por media taza de arroz integral)
  • Regula el tránsito intestinal. Su acción astringente ayuda a combatir tanto el estreñimiento como las diarreas.
  • Es rico en vitaminas, proteínas y minerales como Selenio, Hierro, Fósforo y Magnesio.
  • Contiene fibra alimentaria, la que ayuda a reducir algunos tipos de cáncer y, además, mejora la calidad de la microflora intestinal.
  • No contiene gluten ni alergénicos, por lo tanto no provoca alergias y es apto para enfermos celíacos
  • No contiene sodio y por eso es un alimento recomendado en la dieta de las personas hipertensas
  • Acción anticancerígena. Diversas investigaciones científicas han concluido que el arroz, debido a sus componentes nutricionales, es un alimento que cumple una acción preventiva ante ciertos tipos de cánceres.

Por todo lo anterior, consumir arroz en las diferentes comidas (entradas, ensaladas, platos principales, postres) es una muy buena decisión. Mantiene nuestra dieta equilibrada, ya que aporta nutrientes muy importantes para nuestro organismo y algo muy importante, es muy fácil de cocinar. Nos permite crear diferentes preparaciones gastronómicas y se puede combinar con una gran cantidad de ingredientes.

¡Bienvenido arroz!

No hay comentarios »

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario